Vivan las flores y que vivan en todas partes

¿ A quién no le gustan las flores?

(a los alérgicos, a la gente darks, a...) VALE, VALE.

Pero aquí entre nosotras, a la mayoría. Las flores silvestres son las primeras flores que tocamos, cuando de pequeñas las arrancábamos del campo para hacerle un ramito a mamá. Casi siempre llegaban ya aplastadas, pero ella lo recibía emocionada. Aunque seguramente estaba pensando "y ahora aguanta esto en la mano hasta que lleguemos a casa".

Y a mí, particularmente las flores silvestres me encantan. No sé si será que en cierto modo me identifico un poco con ellas, un poco chaladas, sin renombre, ni aparente importancia, un poco creciendo a lo loco y siempre llenando de bonitez allá dónde estén.

Es por eso que tengo un cariño especial a las florecillas. Pero esta pequeña obsesión nos pasa a muchas y así nos llenamos la vida de florecicas, en vestidos, tazas, libretas, todo lo que se pueda estampar. 

Y mi pequeña obsesión os la traigo en forma de ilustración de portada para nuestros libros de firmas, para todas esas amantes de las florecillas salvajes, que crecen dónde quieren y como pueden, todas diferentes, todas especiales y todas requetebonitas.

 

Ordenaditas en forma de corona como en el modelo 'Candela'. O más dispersas y salvajes, como si estuviesen en el campo, en el modelo 'Botánica'

 

Llena tu vida de flores, tu boda, tu casa.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados